Frontera Sur

La Frontera Sur como laboratorio de las políticas europeas en asuntos migratorios y como modelo para la gestión de las fronteras orientales de la UE.

La mayoría de las personas migrantes provenientes de los países africanos, esperan en campamentos improvisados durante meses para poder cruzar las fronteras de Ceuta o Melilla quedando expuestas a todo tipo de violencia policial tanto en Marruecos, como en los pasos fronterizos controlados por la Guardia Civil.

La creciente militarización de las fronteras a partir de 1998 se resume en la construcción de vallas fronterizas con sofisticados dispositivos tecnológicos y brutales medidas coercitivas (concertinas) para impedir la entrada de migrantes en Ceuta y Melilla. La mayoría de las personas que consiguen cruzar la frontera son devueltas “en caliente” a la policía marroquí, sin que se les preste atención médica y sin ser identificadas. No sólo eso, los Menores No Acompañados son hacinados en pésimas estructuras sin coberturas básicas empujando con ello a estos jóvenes a huir y buscarse la vida en la calle.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando España ingresó en la Unión Europea Ceuta y Melilla no entraron a formar parte de la Unión Aduanera con el consecuente aumento del “comercio atípico”, como es el caso de las porteadoras. Estas mujeres sobreviven transportando fardos de mercancías muy pesados en condiciones totalmente precarias. La estructura en sí misma de los pasos fronterizos causan colas larguísimas y hacinamiento y, a menudo, verdaderas avalanchas que han provocado la muerte de varias mujeres.

Más información


Informe Derechos Humanos en la Frontera Sur 2018

https://www.apdha.org/media/informe-frontera-sur-2018-web.pdf

Frontera Sur: datos, rutas, llegadas, CIEs…

El pre­sen­te in­for­me au­dio­vi­sual es fru­to de un tra­ba­jo con­jun­to de miem­bros de Irí­dia, Fo­to­mo­vi­mien­to y No­vact. más info:
Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter